El Che en una moneda bimetálica

ERNESTO Che Guevara no necesita presentación. Es uno de los íconos mundiales del socialismo, de la solidaridad y de los revolucionarios. Nació un día como hoy de 1929 en Rosario. Fue médico, comandante del ejército que provocó la caída de Batista en Cuba, presidente del Banco Nacional de Cuba, Ministro de Agricultura y escritor. Su imagen, además de en miles de remeras, pósters y banderas del mundo, está en las que, probablemente, sean la moneda y el billete más emblemáticos de Cuba, emitidos en el valor facial (inusual) de tres pesos.

En 1999, en el marco de una dualidad monetaria en el que conviven el Peso Cubano (CUP) -que se usa para la mayoría de las transacciones de la vida diaria de los cubanos- y el Peso Cubano Convertible (CUC) -utilizado en bienes y servicios específicos y ligado fuertemente al turismo (creado para abolir el uso del dólar estadounidense en la isla, tiene paridad cambiaria con éste)- se acuñó la primera moneda bimetálica de Cuba. Fue una moneda de 5 Pesos Convertibles con la imagen del Che a cuarenta años de su nombramiento al frente del Banco Nacional de Cuba. Sin embargo, la moneda no se puso en circulación sino hasta 2004, cuando se dio fin con la circulación del dólar estadounidense en la isla.

Fue acuñada sobre un anillo de acero bañado en latón y un núcleo bañado en níquel, 23 mm de diámetro y 4,6 gramos de peso, con canto estriado y reverso medalla (algo raro dentro de la acuñación cubana). Como se puede observar, no hay referencia al hecho conmemorativo, aunque éste habría sido el motivo de la emisión.

Como sucede con otras piezas (como la moneda de 2€ de Grace Kelly de Mónaco o la serie del Libro Rojo de URSS-Rusia), el interés por esta pieza tiene diferentes aristas, incluso por fuera de la numismática. La propia figura del Che hace que esta pieza sea del gusto e interés de muchos coleccionistas que no se dedican ni a las monedas bimetálicas ni a la moneda cubana, y hasta de muchas personas que no son coleccionistas (como sucede con las monedas y billetes de tres pesos antes citados). Esto, sumado a la propia escasez de la moneda acuñada solo un año y habiendo entrado en circulación bastante tiempo después de su emisión, hace que sea una pieza rara y muy cotizada.

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s